0
Compartir

Ante la visita oficial del Presidente de la República Popular China

PREOCUPACIÓN POR LA VIGENCIA IRRESTRICTA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN CHINA Y EN LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS CHINAS EN PERÚ

Proyecto Las Bambas a cargo de la empresa china MMG Limited. (Foto: OCMAL)

Proyecto Las Bambas a cargo de la empresa china MMG Limited. (Foto: OCMAL)

 

COMUNICADO

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH, red que desde hace más de 30 años articula a 78 organizaciones de promoción y defensa de los derechos humanos en todo el Perú, ante la visita oficial del Presidente de la República Popular China Xi Jinping a nuestro país,ante la sociedad peruana y la comunidad internacional:

  • Expresamos nuestra extrañeza ante la decisión de condecorar hoy con la Medalla de Honor del Congreso en el Grado de Gran Cruz a la máxima autoridad de uno de los países más cuestionados por graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos en el mundo. China es uno de los principales aplicadores de la pena de muerte; sus normas legalizan la represión, acoso e intimidación contra toda persona que cuestione el régimen político, en especial contra defensoras y defensores de los derechos humanos; controla el acceso a Internet y recorta las libertades de expresión, información y culto, incluso demoliendo iglesias.
  • Reiteramos nuestra preocupación por las prácticas de los capitales chinos en Perú respecto a los derechos humanos y laborales. Son múltiiples los abusos laborales registrados por parte de las mineras chinas Rio Blanco Cooper en el proyecto Río Blanco (Huancabamba, Piura), Shougang (Marcona, Ica) y Chinalco (Toromocho, Junín). Y recientemente, en Las Bambas (Cotabambas, Apurímac), la empresa china MMG Limited coordinó directamente con efectivos de la Policía Nacional del Perú la represión de una protesta ciudadana, incluso omitiendo las órdenes de su comando, y que finalmente costó la vida de Quintino Cereceda, según ha señalado el Ministerio del Interior.
  • Instamos al gobierno peruano a cumplir su deber de garante de los derechos humanos, colocándolos como principio fundamental no negociable en su relacionamiento con las autoridades de la República Popular China, en especial expresada su intención de profundizar nuestro intercambio comercial con ella, toda vez que sus autoridades no se han distinguido por el respeto fundamental a la condición humana ni en su territorio ni en su actividad en el extranjero.

Desde la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos insistimos en que el desarrollo económico nunca es contrario al respeto de los derechos humanos de todos y todas, al contrario es un requisito esencial para el desarrollo integral del país y de su ciudadanía. Por este motivo, seguiremos monitoreando la actuación de las empresas y los países sin tener en cuenta el color político de sus gobiernos sino más bien su actuación tanto a nivel nacional como su accionar en los lugares del mundo donde también desarrollan sus actividades económicas.

Lima, 21 de noviembre de 201