0
Compartir

COMUNICADO

Ante el fallecimiento de policías en Antabamba

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH hace suyo el dolor de las familias de los 12 jóvenes policías fallecidos ayer luego de la caída a un abismo del bus que los transportaba a Antabamba para resguardar una mesa de diálogo, y desea una pronta y exitosa recuperación a los heridos, varios que aún siguen luchando por sus vidas.

Esta tragedia pone en evidencia no solo la precaria situación de las carreteras de nuestro país y el desprecio por tantas vidas que se pierden a diario, sino también –y especialmente- la gravísima situación de precariedad e indefensión a la que las y los peruanos miembros de la Policia son expuestos a diario en su labor de cuidar el orden público y enfrentar a las redes crimínales que atentan contra la seguridad ciudadana, los derechos humanos y la institucionalidad democrática.

Demandamos al Ministerio del Interior y al Ministerio Público emprender una exhaustiva investigación que determine las causas y responsabilidades de esta tragedia, y en consecuencia emprenda las medidas para su no repetición. Los derechos humanos, en tanto bien público, deben ser puestos en el centro del debate político y ciudadano. Garantizar los derechos humanos de las y los miembros de la Policía Nacional del Perú es un imperativo: mejorar sus condiciones laborales y salvaguardar su integridad constituyen elementos impostergables.

Lima, 21 de diciembre de 2016

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos