0
Compartir

Oscar Ugarteche. (Foto: El Comercio)

CNDDHH exhorta a RENIEC inscribir matrimonio igualitario de Oscar Ugarteche

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) exhortó al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) a acatar inmediatamente la sentencia constitucional que le ordena reconocer e inscribir el matrimonio del peruano Oscar Ugarteche y el mexicano Fidel Aroche, celebrado en México en 2010, así como a aplicar su razonamiento jurídico en otros casos similares.

A través de una carta remitida esta mañana al Jefe Nacional de RENIEC, el Secretario Ejecutivo de la CNDDHH Jorge Bracamonte y el abogado de la pareja Javier Mujica han expresado su extrañeza ante el anuncio de que RENIEC apelaría la sentencia insistiendo en que el Código Penal define en su artículo 234 el matrimonio como “la unión voluntariamente concertada por un varón y una mujer”, olvidando que este artículo se debe interpretar a la luz  de normas de mayor rango como la Constitución y los tratados internacionales de los que Perú es parte, que establecen el principio de no discriminación bajo ningún término.

La CNDDHH recordó al RENIEC que el mismo Código Civil en el que invoca su negativa, establece en su artículo 2050 que “todo derecho regularmente adquirido al amparo de un ordenamiento extranjero, competente según las normas peruanas de Derecho Internacional Privado, tiene la misma eficacia en el Perú, en la medida que sea compatible con el orden público internacional y con las buenas costumbres”. En ese sentido, en tanto el matrimonio Ugarteche-Aroche fue celebrado según las leyes vigentes en México y no vulnera ninguna norma internacional y nacional, debe ser reconocido.

“No acatar esta sentencia constituye negar la realidad, pretender que el matrimonio de Oscar y Fidel no existe cada vez que pisan el territorio nacional, lo cual evidentemente sería un absurdo y violaría sus derechos fundamentales, como los derivados de la mutua protección social en el marco de su relación de pareja y familia”, señaló el secretario ejecutivo de la CNDDHH Jorge Bracamonte.

“Un entendimiento perverso de la naturaleza de la Procuraduría ha popularizado la idea de que esta siempre debe apelar toda decisión que no se ajuste a su entendimiento inicial de las normas, sin embargo su rol es cuidar el bien común, y en este caso el bien común es proteger a todas las  familias, no dejar en desamparo jurídico a ningún ciudadano. Es decir, inscribir este matrimonio. Ninguna ley obliga a los procuradores a apelar”, acotó el abogado de la pareja, Javier Mujica.

Si la sentencia es finalmente apelada por RENIEC, será vista por una Sala Superior cuyo fallo será jurisprudencia vinculante para otros casos. De ser negativo su razonamiento, el caso puede llegar al Tribunal Constitucional o incluso al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que ya en diversas oportunidades se ha expresado a favor del reconocimiento pleno de todos los derechos humanos de las personas lesbianas, trans, gais, bisexuales e intersexuales (LTGBI), por lo que se confía que la inscripción de este matrimonio igualitario finalmente se dará, aunque la pareja deba esperar aún algunos años más de batallas jurídicas.

Lima, 11 de enero de 2017

 

Carta a RENIEC by Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – Perú on Scribd