0
Compartir

(Foto: El Comercio)

Ante el fallecimiento de cuatro jóvenes militares esta mañana

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), ante el fallecimiento esta mañana de cuatro jóvenes militares arrastrados por el mar de la playa Marbella durante un entrenamiento físico no autorizado:

1.    Lamentamos profundamente el fallecimiento del sargento Bryan Lizana Chávez (20), el cabo Percy Gálvez Pareja (21), y los soldados Miguel Ángel León Lamas (20) y Edison Huangal Alvarado (18), y nos unimos en este difícil momento a sus familiares y amigos.

2.    Exigimos a la Policía Nacional del Perú, dependiente del Ministerio del Interior, así como a la Inspectoría General del Ministerio de Defensa, garantizar la transparencia, independencia y celeridad de las investigaciones sobre esta tragedia que conduzcan a las máximas sanciones para todos aquellos que resulten responsables. Sus muertes resultan extremadamente preocupantes teniendo en cuenta que la playa donde ocurrieron los hechos no es considerada apta para bañistas y testimonios aparecidos en la prensa señalan que las botas y uniforme que portaban durante el ejercicio aumentaron la vulnerabilidad de las víctimas y dificultaron las tareas de rescate.

3.    Demandamos a los ministerios de Defensa e Interior una revisión exhaustiva y reforma inmediata de todas las prácticas que ponen en riesgo la vida e integridad de las mujeres y hombres que son parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú, respectivamente. Son alarmantes las noticias que se acumulan de militares y policías fallecidos en entrenamientos o situaciones extrañas en cuarteles, así como por consecuencia de las condiciones de inseguridad en la que cumplen su deber de defensa de la patria.

Lima, 2 de junio de 2017

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

 

Puede interesarte: