0
Compartir

(MINEDU)

SOBRE EL MINEDU Y LOS TEXTOS ESCOLARES:
LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS NO PUEDEN DESCONOCER EL PASADO DEL PAÍS

Pronunciamiento

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), frente a la propuesta del Ministerio de Educación (MINEDU) de contenidos para la enseñanza sobre el terrorismo en el Perú en los textos escolares, que se pretenden validar e imprimir con extrema celeridad, señala y alerta a la ciudadanía con carácter de urgencia sobre lo siguiente:

1. El actual Congreso de la República y su mayoría vienen ejerciendo presiones sobre el poder ejecutivo y demás entidades del Estado para favorecer sus intereses particulares, que resultan lesivos al país y sus mayorías ciudadanas. En este contexto, ha desplegado una agresiva campaña que pretende negar una visión comprehensiva del período del conflicto armado interno (CAI), así como las responsabilidades de los distintos actores que cometieron graves crímenes contra la humanidad y sometieron al país al miedo y al terror, incluyendo la responsabilidad del propio Estado.

2. La campaña del negacionismo se ha propuesto imponer a través del MINEDU una visión sesgada de la historia y de los hechos del CAI, afectando así el derecho a la verdad que tiene la ciudadanía, en particular las niñas, niños y adolescentes en formación escolar. Para ello, el 20 de septiembre del 2017 el Congreso y el MINEDU suscribieron un convenio para “reforzar la educación cívica y democrática en los colegios” y anunciaron la conformación de una “Comisión” para este fin. Abriendo así una peligrosa puerta para la injerencia del Congreso sobre competencias que corresponden al gobierno.

3. En esta orientación, la actual gestión del MINEDU ha realizado tres (3) talleres de consulta para validar los contenidos de los textos escolares, priorizando la participación de congresistas y asesores de Fuerza Popular y la de miembros en situación de retiro de las FFAA. El proceso de validación adquiere así un carácter político que se impone sobre los criterios técnico, pedagógico y especializado que deben garantizar el derecho a la educación. Este proceso omite además criterios metodológicos claros, así como la participación amplia de especialistas en la materia.

4. La política educativa del país debe ser leal a nuestra historia reciente, a los principios democráticos y al respeto profundo a los derechos fundamentales de las personas. Como lo advierte el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en su estrategia global para hacer frente a las condiciones que propician la propagación del terrorismo, las “medidas eficaces contra el terrorismo y la protección de los derechos humanos no son objetivos contrapuestos”.

5. El derecho a la verdad es un derecho fundamental individual y colectivo reconocido por nuestro Tribunal Constitucional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que exige a los Estados promover en sus políticas, más aún de educación, objetividad sobre qué pasó en el país y cuáles fueron sus causas. En este sentido, el MINEDU no puede someterse a las presiones del Congreso y menos hacerse cómplice del negacionismo.

Bajo estas consideraciones, la CNDDHH exhorta al MINEDU y exige al Estado peruano a promover un diálogo amplio y abierto sobre los contenidos y fines de los mencionados textos escolares, conducente a garantizar a las futuras generaciones el derecho a una política educativa y de memoria que respete los principios democráticos y el derecho fundamental a la verdad.

Lima, 19 de junio del 2018

 

Puede interesarte: