0
Compartir

(Foto: Agencias)

Carta abierta dirigida a la embajada de Nicaragua frente al accionar de gobierno de Ortega –Murillo en torno a las represiones contra las organizaciones civiles

 

Señora embajadora
Marcela María Pérez Silva
Paul de Beaudiez 471
San Isidro – Lima

De nuestra consideración:

Ante el accionar del Estado de Nicaragua mediante la Asamblea Nacional al cancelar la personería jurídica de organizaciones sociales y políticas, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos señala lo siguiente:

El derecho de libertad de asociación es necesario para el desarrollo de una sociedad democrática, además la libertad de asociación es la vía más idónea para que los defensores y defensoras de derechos humanos puedan realizar sus demandas; en este sentido, la cancelación de la personería jurídica de organizaciones fundamentales para la defensa de los derechos humanos y la defensa de la democracia en Nicaragua como son el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), la organización Hagamos Democracia, el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), así como del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS), constituyen un duro ataque al derecho de asociación, a la defensa de los derechos humanos y es una muestra más de la agresión contra la democracia que se vive actualmente en Nicaragua.

Frente a estos actos de hostilidad contra las organizaciones civiles y políticas, y teniendo en cuenta el contexto actual por el que atraviesa el Estado nicaragüense, elevamos nuestra voz de protesta hacia su embajada en el Perú.

La cancelación de las personerías jurídicas se da en un contexto general de abuso de poder, e incluso se hace vulnerando la legislación nicaragüense, ello debido a que violenta la Ley 147, Ley general sobre personas jurídicas sin fines de lucro, pues no se les abrió ningún procedimiento administrativo, no se les permitió el derecho a ser escuchadas, el derecho a la defensa ni a recursos administrativos. Así también, viola la Ley 606 Ley Orgánica del Poder Legislativo, al dar trámite “de urgencia” a dicha solicitud y a cancelar la personalidad jurídica con falsas imputaciones delictivas, sin que se les permita el derecho a la defensa y sin haber sido condenados por hechos delictivos; garantías que son mínimas en cualquier Estado de constitucional de derecho.

Exhortamos al gobierno de Daniel Ortega – Murillo y a las instituciones del Estado de Nicaragua a cesar la represión emprendida contra sus ciudadanas y ciudadanos, en especial contra las organizaciones civiles y aquellas que se dedican a la defensa de derechos humanos, y que cese el hostigamiento a las y los periodistas. Exigimos también al gobierno que cumpla y respete los derechos fundamentales de todas las personas en Nicaragua, así también que cese de manera urgente las violaciones a los derechos humanos que se siguen cometiendo en este hermano país.

Lima, 13 de diciembre de 2018

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos
Lima – Perú

 

 

Puede interesarte: