0
Compartir

La Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), base de AIDESEP, denunció que existen empresas en Loreto que no acatan el Estado de emergencia por el COVID-19, pese a la crítica situación que se vive en la región. Se trataría de dos empresas petroleras que habrían continuado sus actividades en los territorios indígenas, exponiendo a las comunidades al riesgo de contagio por COVID19.

Según informó ORPIO, se trataría de Petrotal Corp., compañía que opera el Lote 95, la misma que continúa con sus labores permitiendo el ingreso y se traslado de trabajadores a lo largo de la cuenca de Puinahua, en la provincia de Requena. Esto pone en riesgoa a las comunidades nativas Urarina, Jorge Chávez, Manco Cápac y San Pedro primera y segunda zona. Los operadores de la petrolera se trasladan directamente a la comunidad nativa Bretaña, que se ubica en Bretaña, la capital del distrito Puinahua. Además, se afecta la parte baja de Puinahua, donde se encuentra la comunidad nativa 7 de junio, la que se ubica antes de llegar al campamento de Petrotal Corp. que se encuentra en la Cuenca del Pacaya y por ende a la Reserva Nacional de Pacaya Samiria. Cabe recordar que en este caso, existieron dos derrames petroleros en el 2018 y y el 30 de diciembre de 2019.

El otro caso es la empresa Perenco Perú, que posee el 50% de participación en el Bloque 67 junto con la empresa estatal vietnamita Petrovietnam (PVEP). La base del campamento que se encuentra en el distrito de Napo, provincia de Maynas, del Departamento de Loreto, es la responsable de que por lo menos 14 comunidades Kichwas y Arabelas de toda esta zona del río Napo se vean afectadas debido a que sus trabajadores continúan transitando a través del río sin ningún tipo de restricción.

Puede interesarte: