0
Compartir

(Getty Images)

LA TRAGEDIA DE LOS OLIVOS, LA PANDEMIA Y LA URGENCIA DE CAMBIAR LAS COSAS

PRONUNCIAMIENTO

La noche del sábado 22, horas antes del toque de queda, once mujeres y dos hombres murieron y otras tres resultaron heridas en la discoteca “Thomas Restobar” del distrito de Los Olivos, durante un operativo policial realizado a consecuencia de las denuncias hechas por los vecinos. Estos lamentables hechos enlutan al país sumido ya en una grave crisis, razón por la que extendemos nuestra solidaridad y condolencias a las y los familiares de las víctimas y expresamos ante la opinión pública nuestra preocupación por lo siguiente:

  • El Ministerio del Interior debe garantizar una investigación independiente y el esclarecimiento de los hechos. En pleno contexto de estado de emergencia, el Estado debe garantizar el irrestricto respeto a los derechos humanos. La gravedad de lo ocurrido demanda del Ministerio del Interior una investigación independiente que permita el esclarecimiento de los hechos a fin de identificar las responsabilidades y fallas en la planificación e implementación del operativo, así como revisar sus protocolos internos para evitar que este tipo de situaciones se repitan, dando a conocer a la opinión pública los resultados de esta revisión. Asimismo, esperamos la colaboración de las diferentes instituciones comprometidas con la investigación desarrollada por el Ministerio Público.

  • Los gobiernos locales deben velar por el cumplimiento de las medidas de emergencia. Llamamos la atención sobre la responsabilidad de la Municipalidad de Los Olivos por incumplir con su obligación de fiscalizar y sancionar a los negocios o actividades que evaden las leyes y las medidas de emergencia en su jurisdicción, exponiendo con ello la salud y la vida de las y los ciudadanos. Los hechos evidencian la actuación irresponsable de empresarios inescrupulosos, que aun en medio de la tragedia que vive el país, promueven actividades que afectan directamente la salud, la integridad y la vida de las personas. Por ello reiteramos nuestro llamado a los gobiernos locales para que multipliquen y comprometan su mayor esfuerzo para contener el impacto mortal de la pandemia. El país no puede volver a escuchar de una autoridad que su única «responsabilidad es más emocional, sentimental», frente a situaciones de esta naturaleza.

  • El Poder Ejecutivo debe producir cambios y fortalecer la lucha contra la pandemia. El gobierno debe priorizar la vida y la salud de las personas como eje de la estrategia para contener la pandemia. Las restricciones de derechos destinadas a controlar la pandemia deben implementarse bajo un enfoque de respeto pleno a la ciudadanía, evitando cualquier forma de estigmatización, penalización y/o criminalización pues sólo generan su rechazo, especialmente entre las y los más jóvenes. El toque de queda y la actuación policial deben estar subordinados a una estrategia de cuidado y protección de la ciudadanía que se complemente con la prevención y atención, con protocolos de trabajo que se cumplan, con un transporte público mucho más ordenado, con campañas comunicacionales que promuevan la responsabilidad en vez de temor, entre otras que contengan los contagios y posibles fallecimientos.

  • Las y los ciudadanos también tenemos una gran responsabilidad frente a lo ocurrido. Del mismo modo preocupa que 15 de las 23 personas detenidas hayan dado positivo al examen del COVID-19, y que 13 de las personas con resultado positivo se encuentren en la fase de diseminación del virus.[1] Esta información evidencia la amplia situación del contagio del COVID-19 en Lima, especialmente entre las poblaciones más jóvenes, y nos interpela sobre nuestra responsabilidad. En este sentido es necesario que el conjunto de la población asuma y participe del sentido de urgencia de enfrentar la pandemia, impidiendo las cadenas de contagios que -como en el caso de Los Olivos-, se estarían produciendo entre las y los jóvenes y entre éstos y sus familias, del mismo modo como se estaría produciendo en otros contextos de concentración de personas.[2]

Finalmente, reiteramos al Estado Peruano la exigencia de una investigación independiente que determine con precisión las responsabilidades sobre los hechos ocurridos. Asimismo, hacemos un llamado urgente a la ciudadanía a fin de asumir un rol más activo para evitar la propagación de la pandemia y respetar las medidas de la emergencia, contribuyendo así a impedir más muertes y hechos luctuosos sucesos como el ocurrido el sábado último.

 

Lima, 25 agosto 2020

_______________________________
[1] En este mismo sentido, el Ministerio Público ha informado que 11, de las 13 personas fallecidas, dieron positivo al examen del COVID-19.

[2] Al respecto ver la temprana alerta de la Defensoría del Pueblo sobre el transporte público como posible espacio de propagación del coronavirus. Enlace: https://www.defensoria.gob.pe/defensoria-del-pueblo-transporte-publico-no-debe-ser-el-nuevo-foco-de-contagio-del-covid-19/ 

Puede interesarte: