0
Compartir

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL EVADE SU RESPONSABILIDAD FRENTE AL PAÍS Y LA DEMOCRACIA

Lamentamos la decisión tomada por el Tribunal Constitucional (TC) al declarar improcedente la demanda competencial interpuesta por el Poder Ejecutivo, respecto del primer intento de vacancia presidencial contra Martín Vizcarra.

El TC al ser el intérprete supremo de la Constitución debió asumir su rol para determinar los parámetros de la aplicación de la causal de vacancia por «incapacidad moral», poniendo fin al uso político arbitrario del Congreso y, con ello, proteger la seguridad jurídica y el equilibrio entre los poderes del Estado. Preocupa que el TC no haya considerado la grave crisis política, las más de 200 personas heridas -algunas de ellas aún en estado de gravedad- y la lamentable muerte de dos valerosos jóvenes, generada por la interpretación interesada del Art. 113 de la Constitución.

El golpe de Estado ocurrido la semana pasada no debe repetirse. El TC no puede desentenderse de su importante rol frente a la grave crisis política que sumió al país en la incertidumbre y la desprotección, agravando la emergencia sanitaria, económica y social ocasionada por el impacto de la COVID19.

Lima, 19 de noviembre del 2020

Puede interesarte: